• Administrador

¿Cuándo empiezas a hacer publicidad?

Si lo primero que pensaste fue “cuando tengo dinero suficiente”, estás cayendo en el mismo error que ha llevado a infinidad de empresarios a poner dinero en cualquier forma o medio de publicidad, sólo para descubrir tristemente que no les funciona.

En realidad hacer publicidad empieza mucho antes de ese momento. Poner dinero en los medios es la última parte y es relativamente sencilla cuando has hecho la tarea completa, aunque no deja de requerir un análisis concienzudo sobre los hábitos de tus consumidores.

Quitate la cachucha de empresario y ponte la de consumidor.

Hacer publicidad empieza desde que te quitas la cachucha de empresario o industrial y te pones la de consumidor, para entender qué necesidades realmente relevantes tienen las personas que esperas que compren tu producto y prefieran tu marca. Sí, como lo lees, comprar tu producto y preferir tu marca pueden ser dos cosas totalmente diferentes.


Regresa a ser empresario y mira tus productos con ojo crítico.

Una vez que entiendes a tus consumidores, regresa a ver tu producto fríamente para determinar si tiene o no la capacidad de satisfacer la necesidad más relevante que encontraste en tus consumidores. No importa si esa capacidad está asociada a la característica que tú creías que era la clave de tu producto. Lo importante es que satisfaga de manera superior o única la necesidad más relevante que detectaste en tus consumidores. Sí, también es diferente satisfacer de manera superior o única, ya que pueden existir beneficios poderosos que estén en posibilidades de ofrecer varias marcas, pero que ninguna haya aprovechado. Esto puede colocarte en ventaja sobre tus competidores al ser quien lo capitaliza primero.

Transfórmate en un conquistador.

¿Qué tienes que prometer a tus futuros consumidores para conquistarlos? ¿Por qué van a preferir tu marca antes que otra? ¿Por qué se van a quedar con ella?

Aplícate como si estuvieras tratando de conquistar a la mujer o al hombre de tu vida, compréndele, prométele y cúmplele siempre algo mejor que los otros pretendientes. Y sigue haciendo esto permanentemente reinventándo tu marca siempre que detectes algo nuevo que puede hacer sentir mejor a tus consumidores.

Ahora sí, invierte.

Primero asegúrate de que vas a mandar los mensajes a través del de los medios ideales para quienes quieres conquistar. De nada te sirve hacer publicidad en radio cuando sólo ven televisión. O hacerla en una estación de música clásica si lo que le mueve es la grupera. O en medios tradicionales si viven en los digitales. Sé curidoso, asómate a la vida de tus consumdores, entiéndelos y define dónde vas a ser más eficiente en con cada peso que pongas.

El hecho de que te regalen la creatividad y la producción en los medios te va a producir ahorro, pero no va a incrementar la eficiencia. De nada sirve tampoco que te regalen esta parte crucial de la publicidad si lo que terminas diciendo no significa nada para quien lo recibe.

La buena publicidad siempre tiene final feliz.


Fortalecemos empresas
nutriendo marcas

COM CONSTRUCTORES DE MARCAS

  • Icono social LinkedIn
  • Facebook Social Icon

® Marca Registrada.