• Administrador

Dime cuánto vale tu marca y te diré cuánto vale tu empresa

La mercadotecnia muchas veces es señalada como la culpable de grandes males de nuestra sociedad, misma que sin embargo reconoce con esto que es como la más milagrosa de todas las aguas santas, cuando le atribuye la capacidad de hacer que las personas hagan cosas que no desean, compren cosas que no necesitan y consuman alimentos que les hacen daño. Pareciera como la nueva teoría de hipnosis o lavado cerebral.

En realidad tienen razón en una buena parte porque es una herramienta muy poderosa para entender las necesidades de las personas y buscar satisfacerlas de manera superior a la competencia, a diferencia de los mercados dominados por productos en los que parece una guerra de tecnólogos y científicos tratando de superar al fabricante de al lado sin pensar en las personas que pagan sus productos.

Sólo cuando empezamos a trabajar en entender a las personas estamos poniendo los cimientos de la construcción de marcas, porque una marca empieza a volverse cada vez más fuerte, cuanto más se aleja del producto funcional que le dio origen y empieza a crear una relación directa, poderosa y emotiva con las personas que la prefieren.

El resultado es que una marca que construye y alimenta una relación poderosa con sus fans tiene todas las de ganar, puede desarrollar extensiones de línea que seguramente se venderán con facilidad, puede manejar diferenciales de precio con márgenes muy atractivos, puede generar altos niveles de fidelidad que le aseguran ventas futuras y por ende generar valor financiero para las empresas.

Así el valor de una marca puede definirse por la diferencia que existe entre el costo de producción y el precio que las personas están dispuestas a pagar por tenerla. Podemos ver en mercados como la moda que esta distancia es enorme, mientras que en productos que tienden a ser poco diferenciados por sus marcas el valor es realmente marginal.

Por todo esto es que se dice que el tamaño de una empresa no predice sus ventas futuras, mientras que la fortaleza de la marca sí puede hacerlo.

No muchas personas tienen las respuestas a preguntas clave como ¿cuánto vale tu marca? ¿cuál es su potencial de ventas futuras? Y por lo tanto, ¿cuánto vale tu empresa?

Si tienes una visión de largo plazo para tu negocio, empieza a pensar en construcción de marcas y acércate a los CÓMplices que te acompañarán desde que empiezas tu sueño hasta que cosechas los resultados.

Fortalecemos empresas
nutriendo marcas

COM CONSTRUCTORES DE MARCAS

  • Icono social LinkedIn
  • Facebook Social Icon

® Marca Registrada.