• Administrador

En cuestión de marca, las cosas claras

Una de las cosas más difíciles a las que se enfrentan mis CÓMplices en las primeras sesiones de construcción de marca es dar respuesta a la pregunta ¿Qué puedo ofrecer yo por lo que merezca la pena pagar? Esa misma pregunta, planteada desde el punto de vista del cliente sería algo cómo “Con lo que te voy a pagar ¿Qué voy a conseguir?”.


No sé por qué, pero la mayoría de las veces ante esta pregunta empezamos a divagar, a hablar más de la cuenta, a decir cosas que suenan bien pero que no satisfacen ninguna necesidad. Y llama la atención porque la clave es encontrar la propuesta de valor única.  Es decir, aquello que va a hacer a nuestros clientes, más ricos, más altos, más guapos, más rápidos, menos vulnerables, más eficaces, aquello que no puede darle cualquier otra marca de la misma forma o con los mismos beneficios que nosotros.

Por ejemplo, hace un par de días, vi un local con mucho glamour, diseño, parecía un spa.  Pero decía en su entrada con un anuncio muy sencillo “¿Quieres dejar de roncar?”  Si lo pensara aisladamente, podría ser un mensaje poco digno para un local tan bien ambientado.  Pero es eficaz porque satisface una necesidad de forma clara, te ofrece un valor tangible.  Es un posicionamiento claro para el local.

Como CÓMplice constructora de marcas, siempre digo que las necesidades más básicas, las primarias, aquellas de la base de la Pirámide de Maslow no necesitan mucho rollo o explicación.  Hay que decir la necesidad y la satisfacción de la necesidad sin demasiada sutileza o complicación.  Así que CÓMplices hay que aprender a descubrir las fortalezas de nuestras marcas para saber cómo venderlas.

@JossEspinosa constructora de marcas 24×7 en @COMplicesCOM nativa digital con 10 años de experiencia en las áreas de editorial, relaciones públicas, social media y marketing.

Fortalecemos empresas
nutriendo marcas

COM CONSTRUCTORES DE MARCAS

  • Icono social LinkedIn
  • Facebook Social Icon

® Marca Registrada.