• Administrador

Profesionalismo + Promoción = Prestigio

Cuando alguien busca cómo construir su marca personal, lo primero que se encuentra siempre es una inmensa lista de tips, reglas, recetas, claves y mandamientos sobre cómo cambiar su imagen física y es que la construcción de una marca personal se asocia mucho a cuestiones superficiales. Por ejemplo, hace unos días leí un encabezado que decía “Cómo crear una marca personal cambiando tu peinado” entré a dicho blog y encontré otro encabezado que me llamó la atención: “Las claves para elegir el avatar que conseguirá que tu marca personal sea invencible”.

Como CÓMplice Constructora de Marcas les escribo un poco de esto porque los gurús del marketing personal están centrando la marca personal obsesivamente en los accesorios, lo superficial y frívolo.  Pero realmente, ¿quién puede pensar que su proyecto profesional va a depender de un avatar “bonito”? Aun cuando fuera el avatar de LinkedIn, no tiene sentido darle más importancia al diseño del perfil que a demostrar tu profesionalismo a través de tu experiencia.

Yo creo que para construir una marca personal jamás podríamos considerar que un corte de cabello va a hacer la diferencia entre conseguir o no un empleo. Evidentemente si eres una persona desalineada tendrás problemas, pero si vas a trabajar en una consultora como experto en estrategia, no necesitas obligadamente tener en tu guadarropa la última tendencia primavera-verano para ser tomado en serio.

Precisamente la construcción de la marca personal, pretende que valoren a las personas por lo que piensan, por lo que hacen mejor y como extra por como se ven, pero nunca solamente por el físico.  Es decir, la imagen física, el aspecto y lo superficial debe mantener una coherencia con tu mensaje, pero nunca se va a convertir en el mensaje.

Hay que considerar que cada vez que interactuamos dejamos una huella, esa es nuestra marca personal, por lo tanto, construir una marca personal, debe estar basado en hacer lo correcto para generar el impacto adecuado.

Para poder dejar esa huella en más gente, podemos utilizar algunas herramientas de Marketing Personal como son el propósito, la personalidad y el profesionalismo, los cuales vas construyendo a lo largo de tu vida.  El cuarto punto es la promoción que no es más que un altavoz, la forma en que vamos a comunicar los otros 3 puntos.

En marca personal se dice que lo primero es ser, hacer y estar, lo segundo es parecer y es aquí donde entra en juego el prestigio que es el resultado de hacer bien las cosas de forma coherente, consistente, persistente y de ser capaz de mostrarlo y demostrarlo. Es decir, es la combinación de tu profesionalismo y la promoción que le des a éste.


@JossEspinosa constructora de marcas 24×7 en @COMplicesCOM nativa digital con 10 años de experiencia en las áreas de editorial, relaciones públicas, social media y marketing.

Fortalecemos empresas
nutriendo marcas

COM CONSTRUCTORES DE MARCAS

  • Icono social LinkedIn
  • Facebook Social Icon

® Marca Registrada.